Biografias

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Biografias

Mensaje por Legionario Dagon el Vie Ago 22, 2008 11:31 am

CHARLES HOY FORT

Soy inteligente, de modo que contrasto fuertemente con los ortodoxos.

Charles Fort, El libro de los Condenados.


Así lo describe Jacques Bergier : “Parecía una foca tímida. Tenía las piernas redondas y gruesas, vientre y trasero salientes y parecía carecer de cuello. Su cráneo era bastante voluminoso y estaba medio calvo; sobre su ancha nariz asiática se apoyaban las gafas con montura de acero; su bigote parecía el de Gurdjieff”.



Charles H. Fort (1874-1932) era sin lugar a dudas un tipo peculiar. Escribió su autobiografía con tan solo 25 años, y aunque trabajó un tiempo como periodista y taxidermista, gran parte de su vida la dedicó a la recopilación de hechos anómalos en la biblioteca de Nueva York.

Metódicamente, leía incansablemente periódicos y revistas científicas, en su busca de información. Acumulaba notas hasta el punto de llegar a tener sus fichas ordenadas en 1300 cajas de zapatos, intentando buscar un sentido global en todo ese caos. En ocasiones se desesperaba, quizá sintiendo que estaba desperdiciando su vida en un empeño absurdo y llegó a quemar todos sus apuntes –que se contaban por decenas de miles e incluían libros inéditos ya terminados. Este arrebato destructivo lo tuvo, que se sepa, al menos dos veces en su vida, para posteriormente, volver a empezar de cero.

Los libros que publicó Charles Fort fueron El libro de los condenados (el único traducido al español y en cualquier caso difícil de encontrar), New Lands, Lo! y Wild Talents. Desgraciadamente solo hemos podido leer el primero de ellos; los otros los conocemos porque son ampliamente citados por otros autores, especialmente por Jaques Bergier y por John A. Keel (otro tipo muy recomendable, popular ahora porque se ha hecho un película sobre sus investigaciones acerca del hombre polilla o Mothman).

Las obras de Fort tratan de lo que él mismo denomina hechos condenados (y que ahora se conocen como fenómenos forteanos). Condenados por la ciencia ortodoxa y, en ocasiones, por el mismísimo sentido común. Hechos que las llamadas voces autorizadas tienden a obviar, ridiculizar o racionalizar con argumentos pueriles. Aunque las explicaciones que da el mismo Fort–con más sentido del humor tanto en el fondo como en la forma de lo que a priori se pudiera pensar- no es que resulten muy convincentes.

Aunque no se puede decir que sea una lectura especialmente divertida. La abrumadora enumeración de casos, aun siendo imprescindible para Fort, acaba resultando fatigosa para el lector. Y párrafos como este: “Si sostengo que el Positivismo Absoluto se engendra y se mantiene a sí mismo a partir del Negativo Absoluto, pasando por un tercer estado, llamado cuasi-estado,se comprenderá que intente concebir la universalidad como fabricándose a sí misma a partir de la Nada.” no son infrecuentes a lo largo del libro, lo cual sumado a la traducción de la edición que tenemos (argentina), hace que a ratos este librito se haga cuesta arriba. No consta el nombre del traductor, pero mucho nos tememos que se trate del mismo que escribe el prólogo... Domingo Santos.

Pero más allá del estilo, lo que nos importa es el fondo del asunto. Especialmente ese sentido crítico que le hace alejarse de las ideas y teorías comúnmente aceptadas, rebelándose contra la oficialidad cuadriculada y poniendo en evidencia sus métodos. Increíblemente, su discurso no solo sigue vigente hoy en día sino que se nos antoja imprescindible en estos tiempos de control mediático de la opinión pública y aborregamiento general. Mas, en cualquier caso, los asuntos de los que habla resultan fascinantes.

Un asunto en el que hace especial hincapié es en el de las lluvias insólitas. A lo largo de la historia a caído del cielo absolutamente de todo, habiendo o no nubes... lluvia de todos los colores, olores y consistencias, sustancias de lo más variopintas, animales de todo tipo y tamaño, desde vivos a podridos, etc. Lluvias de sangre y de carne, de monstruosos bloques de hielo, y cualquier otra cosa que uno pueda imaginar. Las explicaciones que se dan desde la ortodoxia suelen ser insatisfactorias, hablando de tornados, etc, que son curiosamente selectivos a la hora de llevar, por poner un ejemplo clásico, solo ranas y no hojas, barro u otros animales. Absurdo, sin duda. Pero veamos qué explicación se le ocurre a Fort; él dice que nuestra situación es parecida a la de peces abisales que ven caer de la superficie del mar a su mundo objetos y sustancias que les son extraños, ya que son incapaces de imaginar el mundo de la superfice al que no tienen acceso. Así, habla de un supermar de los Sargazos (así lo llama él, qué le vamos a hacer) sobre la atmósfera, del que proceden todas esas cosas que no aciertan a explicar meterólogos, astrónomos ni ningún otro científico.

De hecho menciona muchos casos sobre caídas de bloques de hielo de gran tamaño, citando sobre todo casos del siglo XIX y principio del XX. Imagino que todos recuerdan que hace tres años empezaron a caer en España lo que se dieron en llamar aerolitos o frigolitos. La explicación que dio Manuel Toharia (director del museo de las ciencias de Valencia), al más puro estilo de los ortodoxos de los que habla Fort, fue que el primer caso provino de un avión y todos los demás fueron fraudes. Más o menos lo mismo vino a decir Javier Armentia, el director del planetario de Pamplona, que ridiculizó el fenómeno. Desde luego hubo muchas bromas y fraudes, en parte fomentadas por los autodenominadas asociaciones escépticas que, tal vez incómodos con el fenómeno, daban instrucciones en internet sobre cómo fabricar casos falsos. Así pues, oficialmente solamente se verificaron 6 casos por el CESIC, aunque es casi seguro que muchos más fueran auténticos. Y de hecho el fenómeno ha seguido ocurriendo; en Enero de 2002 cayó en Soria uno de más de 16 kilos. Lo que el equipo del CESIC (con Martinez-Frías a la cabeza) han descartado por completo es que el origen tuviera que ver con aviones o meteoritos. El agua que lo forma estos aerolitos es agua de lluvia, lo que hace pensar en un fenómeno atmosférico increíblemente extraño. Tanto, que Eduardo Coca, director del Instituto Nacional de Meteorología y otros meteorólogos se han apresurado a rechazar de plano la posibilidad de que se puedan originar esos bloques de hielo en la estratosfera, especialmente en ausencia de nubes gruesas y bien visibles.

Pero es que el cielo continuamente nos sorprende... por poner un solo ejemplo más, reciente y que nos es cercano. El 7 de julio de 1997, cerca de las costas gallegas navegaba el buque maltés Marietta II. A media tarde, con visibilidad perfecta y el mar en calma dos tripulantes vieron caer al mar y hundirse a unos 60 metros del barco lo que describieron como un hombre verde con una especie de casco. Salieron patrullas de rescate desde Finisterre pero no se encontró nada.

Otros asuntos de los que trata Fort son los llamados OOPARTS (Out Of Place Artifacts o, para entendernos, cosas que no tiene sentido que estén donde se encuentran, como objetos tecnológicos en canteras prehistóricas) y es precursor de lo que luego se denominó astroarqueología, con la que años más tarde se forraría Von Daniken; animales criptozoológicos o directamente fantásticos; huellas misteriosas y OVNIs. De hecho resulta llamativo que en su libro haga notar el olor a azufre que se presenta en muchísimos de estos fenómenos anómalos y lo asocie a algunas huellas encontradas muy extrañas (parecidas a las de cabra pero totalmente incongruentes) para relacionar parte de estos extraños fenómenos con la iconografía tradicionalmente relacionada con los demonios. Esto nos recuerda, claro, al popular relato de Clarke.

En sus libros posteriores Fort también se ocupa de otros temas como el de las Combustiones Humanas Espontáneas; las teleportaciones; las casualidades inverosímiles; facultades psíquicas; y un largo etc.

Han pasado más de ochenta años de la publicación de El Libro de los Condenados, pero sin embargo gran parte de las reflexiones de Fort siguen resultando válidas. Las cosas han cambiado sorprendentemente poco, las reacciones de la ciencia ortodoxa siguen siendo idénticas a lo que describe en sus libros. Y no deja de ser curioso y casi inexplicable que muchos de esos escépticos militantes, de los que siempre tienen la epistemología en la boca, consideren a Charles Fort “uno de los suyos”.

La influencia de Fort es indudable. Se dice que Lovecraft era un ferviente admirador, y desde luego todo el género literario que se dio en llamar de manera desafortunada “realismo fantástico” bebe directamente de él. En cuanto al cine, películas recientes de Hollywood como Magnolia o Mothman son de clara inspiración forteana, así como muchos capítulos de la popular serie Expedientes X. Pero los herederos más directos son la sociedad Forteana (ahora llamada Info) y la divertida revista inglesa Fortean Times. En cuanto a España, hay varias revistas sobre fenómenos extraños bastante populares y que tocan lo forteano... en cuanto a la red, el número de páginas web es incontable. Por mencionar alguna que está pendiente de la actualidad diremos la que dirije Manuel Carballal (www.mundomisterioso.com) y la de Santiago Camacho (www.akasico.com). En cuanto a la radio, el mejor programa es “La rosa de los vientos”, que se emite en Onda Cero las madrugadas de Sábado y domingo y en el que colabora el gran Carlos Canales.

Así que, para acabar con una cita de Fort, recuerden: “la ciencia de hoy es la superstición de mañana, y la superstición de hoy ciencia de mañana”... veremos qué nos depara el futuro.

Texto en parte extraido de un semanario español, dedicado al ocultismo y los misterios

El Libro de los Condenados, puede hallarse con relativa facilidad en librerias de usados en Capital Federal, asi como el popular texto de Pauwels y Bergier: EL RETORNO DE LOS BRUJOS, del cual hare una nota mas adelante.


_________________
CHANGE IS PROGRESS, JOIN THE NEW AGE!!

avatar
Legionario Dagon
Moderador
Moderador

Masculino
Cantidad de envíos : 147
Edad : 36
Localización : Latveria
Profesión : Dictator Hero
Fecha de inscripción : 19/06/2008

Ver perfil de usuario http://kadathcityofgods.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Biografias

Mensaje por gonz@lo el Vie Ago 22, 2008 12:22 pm

Allan Kardec



Allan Kardec nació en Lyon, Francia, el 3 de octubre de 1804, de una antigua familia que se distinguió en la magistratura y la abogacía, Allan Kardec (Hippolite Léon Denizard Rivail) no siguió esas carreras, despreciando pronto la continuidad que se le proponia.

Desde su juventud se sintió atraído por el estudio de las ciencias y la filosofía. Educado en la Escuela de Pestalozzi, en Yverdun (Suiza), llegó a ser uno de los más eminentes discípulos del célebre maestro y entusiasta propagandista de su sistema de educación, que tanta influencia ejerció sobre la reforma de la enseñanza en Francia y Alemania.

Una vez finalizados sus estudios regresó a Francia. Profundo conocedor de la lengua alemana, tradujo a ese idioma varias obras sobre educación y moral, entre las que figuraban las de Fenelon, que lo habían cautivado. Entre 1835 y 1840 creó en su casa, en la calle de Sèvres, cursos gratuitos de Química, Física, Anatomía comparada, Astronomía, entre otros.

Preocupado siempre con hacer atrayentes e interesantes los sistemas educativos, elaboró simultáneamente un método ingenioso para enseñar a contar y un cuadro mnemónico de la Historia de Francia, que tenía como objetivo fijar en la memoria las fechas de los acontecimientos de mayor relevancia y los descubrimientos que confirieron brillo a cada reinado.

Antes de que el Espiritismo popularizara su seudónimo, Allan Kardec, él ya era ilustre por sus diversas obras de educación. Durante el año 1855, siendo foco de la atención general el asunto relativo a las manifestaciones de los Espíritus, Allan Kardec se dedicó a perseverantes observaciones sobre ese fenómeno, principalmente interesado en desentrañar sus consecuencias filosóficas.

De inmediato vislumbró el principio de nuevas leyes naturales: aquellas que rigen las relaciones entre el mundo visible y el mundo espiritual. Reconoció en la acción de este último una de las fuerzas de la Naturaleza, cuyo conocimiento habría de arrojar luz sobre una gran cantidad de problemas hasta entonces considerados insolubles, y comprendió su alcance desde el punto de vista religioso.


De su interes por el espiritismo vino su fecunda obra al respecto, que la abarcó desde varios puntos de vista y varios angulos, es decir la filosofia,la parte cientifica y la parte experimental, tambien abarcó la parte moral.
Sus principales obras acerca de esta materia son: El Libro de los Espíritus, cuya primera edición apareció el 18 de abril de 1857; El Libro de los Médium, en enero de 1861; El Evangelio según el Espiritismo, en abril de 1864; El Cielo y el Infierno, o La Justicia Divina según el Espiritismo, en agosto de 1865; La Génesis, los Milagros y las Predicciones, en enero de 1868; Qué es el Espiritismo; Obras Póstumas; La Revista Espírita, periódico mensual de estudios psicológicos, lanzada en enero de 1858.
avatar
gonz@lo
Invitado
Invitado

Masculino
Cantidad de envíos : 43
Edad : 25
Localización : Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina
Profesión : Estudiante de Informatica
Fecha de inscripción : 14/07/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/fantasmas_222

Volver arriba Ir abajo

Re: Biografias

Mensaje por gonz@lo el Vie Ago 22, 2008 12:24 pm

Por cierto, muy buena biografia la de CHARLES HOY FORT, no lo conocia xD

Muy completa la info que pusiste Smile
avatar
gonz@lo
Invitado
Invitado

Masculino
Cantidad de envíos : 43
Edad : 25
Localización : Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina
Profesión : Estudiante de Informatica
Fecha de inscripción : 14/07/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.com/fantasmas_222

Volver arriba Ir abajo

Re: Biografias

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.